¿Cómo hacemos la fotografía de alimentos?

Hamburguesa-de-pollo
06May, 2018

Tomar fotografías es una actividad común en nuestra vida diaria. ¿Quién no se ha vencido ante la tentación de fotografiar cientos de cosas atractivas de nuestro entorno? Nuestras mascotas, casas, paisajes o la comida son solo algunas de las cosas que no podemos evitar captar. Pero ¿cómo no rendirse ante el impulso de capturar un rico plato de comida para compartirlo con nuestros amigos y seguidores en redes sociales?

Es que la fotografía ha servido, más que para conservar una imagen en el tiempo, para generar emociones y sentimientos que motivan. La fotografía de alimentos, por ejemplo, es una disciplina muy atractiva que ha ganado fuerza en la publicidad convencional y más recientemente en redes sociales.

Probablemente has mirado un rico plato en el menú de un restaurante, una revista o en un medio publicitario y se te ha hecho agua la boca. Pues eso indica que la fotografía de alimentos no es solo capturar una imagen con tu cámara o tu Smartphone y compartirla en una red social, sino que va más allá, porque una buena fotografía siempre hace la diferencia.

Aunque muchos piensan que fotografiar comidas es hacer una foto sin tomar ningún aspecto en cuenta más que la belleza del plato, la verdad es que no es tan sencillo. Por eso fotógrafos profesionales usan comida no real para fotografiarlas. En este artículo te mostraremos todo lo que necesitas saber sobre cómo hacemos la fotografía de alimentos.

¿Cómo se hace la fotografía de alimentos?

Hay que tener en cuenta que existen dos maneras de fotografiar alimentos, el método profesional que implica elementos de orden publicitario y el método aficionado. Este último en el mayor de los casos solo quiere atraer un público para ganar popularidad, seguidores o likes. Pero cualquiera que sea el caso, en ambos se debe aplicar ciertas técnicas de fotografía de alimentos que le permitirán lograr sus objetivos.

Cuando fotografiamos la comida debemos tener en cuenta ciertos detalles que requieren de cuidado. Uno de ellos son los colores, que deben ser naturales y muy llamativos. Pero básicamente se debe tener una armonía estética consagrada que otorgue el protagonismo que requiere el alimento a fotografiar.

El fondo o escenario

Cuidar el escenario es necesario para otorgar protagonismo a la comida. Al fotografiar alimentos sólo ellos deben llamar la atención. Los elementos utilizados en el escenario no deben entrar en escena por lo que el fondo suele ser neutral y los elementos deben tener un color estándar que se oponga al color de la comida para que esta resalte.

La Iluminación

La luz es un elemento fundamental para una buena fotografía y cuando se trata de fotografiar comidas es lo más importante. Una comida bien iluminada mejora en textura, dramatismo y color. Lo ideal para lograr una buena fotografía es elegir una luz natural o artificial pero no combinarlas.

Los ángulos

En la fotografía de alimentos es común realizar muchas tomas antes de la foto definitiva. Para perfeccionar el ángulo de la fotografía de alimentos es ideal tomar varias fotografías desde distintos puntos. Buscar diversidad de ángulos mejora la imagen con respecto a los ingredientes del plato que generalmente son unos más llamativos que otros.

Mostrar los ingredientes

Una fotografía de un sándwich al que apena se le observan los ingredientes no resulta tan atractivo como otro que sí muestra el colorido de sus componentes. De este modo las personas observan los detalles del plato y pueden motivarse a degustarlo. Para causar ese efecto se utilizan recursos reales o ficticios similares a los componentes de un sándwich, para atraer la atención.

El uso de las herramientas

Los fotógrafos de comida tienden a utilizar muchas herramientas que permitan mantener atractivos los platos el mayor tiempo posible durante el proceso de fotografía. Si se está tomando fotos a un grupo de frutas y se quiere reflejar la frescura se utilizan, por ejemplo,un envase de spray. Con este envase se puede rociar con agua las frutas para mantenerlas hidratadas. En otros casos utiliza gel transparente o recursos semejantes.

Consejos para fotografiar alimentos

El movimiento de fotografía de comidas de forma no profesional es cada vez mayor. Las personas comunes fotografían los alimentos con su Smartphone mientras están en un restaurante o en su propia casa. Por eso no cuentan con espacios profesionales para fotografiar comida y tampoco pretenden tenerlo porque en muchos casos son solo aficionado o amantes de la comida.

Es por eso que te daremos algunos consejos que debes tener en cuenta para que tus fotografías mejoren en calidad y se asemejen más a los profesionales.

– Anteriormente mencionamos la importancia de la iluminación en la fotografía de comidas. La verdad es el factor de mayor importancia. Pero no pienses que necesitas un reflector para lograr una buena foto. Las ventanas permiten la penetración de la luz de forma estupenda y cuando esa luz se difumina envuelve el objeto a fotografiar de forma estupenda.

Si estás en tu casa o en un restaurante, ubícate junto a una ventana que tenga buena iluminación o en un espacio directamente iluminado como un patio, un espacio con tragaluz etc.

– Armoniza el espacio. Mientras menos objetos tengas alrededor mucho mejor. Elimina los elementos que puedan quitar protagonismo al pato como los cubiertos, manteles llamativos etc. Que la comida sea la protagonista. Si tienes accesorios antiguos, o elementos color tierra, puedes utilizarlo porque este color resalta las comidas.

– Aprovecha la toma. No te limites porque estás en un restaurante. Toma la mayor cantidad de fotografías posibles desde distintos ángulos. En ocasiones el ángulo que más nos gusta no es el más fotogénico, sobre todo cuando se fotografía comida real. Si fotografías desde tu casa utiliza tus recursos disponibles como copas o platos para experimentar los ángulos, los colores, la iluminación etc.

– Cuando estés en casa fotografía los alimentos poco cocidos o crudos. Las carnes, por ejemplo, se mantienen más jugosas, grande y coloridas en términos medio. Eso se aprecia en las fotografías, al igual que los vegetales que tienden a opacarse cuando son cocinados.

– Debes ser rápido porque las comidas se deterioran rápido visualmente. Aunque todo depende de los ingredientes, pero para no perder una buna toma, mejor no pierdas el tiempo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

X